bubal

Escrito por: Andrea Isabel Marín y Julio Isidro Pérez


El turismo permite el conocimiento de lugares que en general son elegidos para el descanso y el disfrute del tiempo libre.
Y dentro de ese aspecto el turismo sostenible además de posibilitar el desarrollo social y económico, brinda la posibilidad de la explotación de los recursos naturales teniendo por premisa que no se ocasionen perjuicios a la naturaleza, siendo sus metas el cuidado y la preservación.
En este sentido los grandes parques son un gran atractivo mundial. En nuestras visitas a esos sitios, hemos podido observar cómo se respeta la libertad de los animales, dotándolos de grandes extensiones para su desenvolvimiento.


Se busca que las especies de animales salvajes puedan ser observadas por los visitantes respetándolos y brindando las posibilidades educativas y de esparcimiento.
Hay que dividir lo que son los zoológicos, con extensiones más limitadas para la convivencia de los animales y los grandes parques cuyas extensiones son generalmente vastas.
Entre los zoológicos los más grandes son los del Bronx, en Nueva York, Estados Unidos; Loro Parque, en Tenerife, España; Safari West, en Sonova, Estados Unidos; Bwindi, en Uganda, África y el Parque Nacional Royal Chitwan, en Nepal.
En cambio, los grandes parques se caracterizan por sus enormes dimensiones y donde los animales tienen una vida de libertad en esos predios.
Si nos referimos a ese tipo de parques, podemos mencionar entre otros al Masai Mara, en Kenia, el cual al recorrerlo nos dejó maravillados por la numerosa presencia de leones, tigres, jirafas, jabalíes, cebras, monos, entre otras tantas especies.


En Sudáfrica esta el reconocido mundialmente Parque Kruger, donde también los animales conviven en interminables extensiones.
Podríamos extendernos en referencia a otros lugares del mundo con estas atracciones para los visitantes.
Pero en la Patagonia Argentina, más precisamente en la Provincia de Rio Negro, existe el emprendimiento Bubalco, el cual permite la observación de animales y aves diversas.
Allí se tiene como prioridad la conservación de especies animales y vegetales, preservando la biodiversidad. En instalaciones cuidadas se albergan distintas especies de animales y entre sus jardines se destacan los rosales.
Su estratégica ubicación, permite que con una adecuada promoción, los contingentes de estudiantes que desde todo el país y del exterior transitan por la ruta nacional 22 ya que se dirigen en sus viajes -de estudios y vacaciones- particularmente a Bariloche, hicieran un alto para visitar Bubalco.
La ubicación exacta de este lugar es en la población rionegrina de Contralmirante Guerrico, cercano a la ciudad de Allen. Encontrándose en su cercanía las poblaciones de General Roca, Cipolletti y la capital de la Provincia de Neuquén.
Esto lo mencionamos por lo que hemos visto en instalaciones similares en el mundo y donde los jóvenes pueden conocer a las distintas especies de animales.
Incluso desde ese emprendimiento se podrían llegar a acuerdos con los organismos oficiales de educación para permitir visitas guiadas y didácticas para los estudiantes.
Es importante resaltar y difundir que en la Patagonia argentina se encuentra este emprendimiento turístico que tiene la provincia de Rio Negro.
Bubalco se dedica a la cría y exposiciones de especies de la fauna autóctona y exótica, ubicado estratégicamente en la margen del rio Negro.
Cabe señalar que oportunamente fue declarado de interés científico, educativo, conservacionista y turístico por la Legislatura de la Provincia de Rio Negro.
Los visitantes podrán observar la diversidad de especies animales que de por si constituyen un atractivo turístico recreativo en el corredor del Alto Valle.

 

 crisis turismo01

Por: Julio Isidro Pérez y Andrea Isabel Marín

La Organización Mundial del Turismo ha informado que el turismo mundial alcanzo su peor año en el 2020. La pandemia en el mundo ocasiono una parálisis de la actividad, registrándose una disminución en los arribos de turistas del setenta y cuatro por ciento.

Esto representa una cifra significativa: los destinos internacionales recibieron mil millones de llegadas menos que en el 2019.

Todo producto a la baja inusual de la demanda y la parálisis de los viajes.

Recordemos que las empresas aerocomerciales, de cruceros, ferroviarias, en general todo tipo de transporte como asimismo la hotelería y la gastronomía tuvieron una inactividad total a partir de marzo del año pasado.

Siempre tomando en cuenta los informes de la OMT, ello ha representado pérdidas estimadas en 1,3 billones de dólares.

Esto puso en riesgo entre cien y ciento millones de empleos turísticos, muchos de ellos en pequeñas y medianas empresas.

Se estima que con la aplicación de vacunas contra la COVID-19 se pueda ir restableciendo la confianza de los viajeros y paulatinamente se reactive la actividad turística.

Aunque aún no se puede ser optimistas sobre una rápida reactivación, si nos atenemos a cómo está la situación sanitaria en todos los continentes.

En tal sentido el secretario general de la OMT Zurab Pololikashvili ha significado que “somos conscientes de que la crisis esta aún lejos de haber terminado”.

Mientras tanto en Argentina, la llegada del verano permitió una reapertura paulatina de la actividad.

Así fue como la costa atlántica y la cordillera, entre otras regiones, mostraron la avidez generalizada de salir luego de la prolongada pandemia.

En Rio Negro la gobernadora, Arabela Carreras y su ministra del sector turístico, Martha Vélez, apostaron desde un principio en coordinar acciones con los cuidados pertinentes para abrir las regiones turísticas hacia los visitantes.

Una primera prueba fue en Bariloche y así paulatinamente fueron creando la accesibilidad al resto del territorio logrando la llegada de visitantes.

Con el sector privado –de la gastronomía, la hotelería y el transporte se buscaron los protocolos necesarios- para reactivar la actividad.

Recientemente apostaron a otro desafío: llevar a cabo el encuentro denominado “Bariloche a la carta”, en el que los visitantes degustan las exquisiteces elaboradas por expertos.

A esos efectos se llegó hasta esa ciudad y después a El Bolsón el ministro de Deportes y Turismo nacional, Matías Lammens, quien tuvo una definición contundente: “quedo claro que el turismo no genero el aumento de casos”.

Agrego que “el turismo genera una enorme cantidad de empleos en todo el país, en más de un millón de familias”.

Acompañando a Carreras y Vélez en esas ciudades cordilleranas dijo que “venir a Bariloche y El Bolsón y escuchar los niveles de ocupación que hay en la región, nos llena de satisfacción”.

Destaco la labor de los privados, manifestando que “necesitamos que sigan invirtiendo en el turismo, que sin ninguna duda va a ser la gran locomotora del desarrollo económico de la Argentina”.

Por su parte la presidenta de FEHGRA (Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de Argentina), Graciela Fresno, ha informado que la situación del sector es crítica.

Revelo que el noventa por ciento de los empresarios del sector está endeudado y en conversaciones con Lammens se delinearon acciones que permitan mejorar el desenvolvimiento de los establecimientos.

Junto al presidente y el vice de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elías y Oscar Ghezzi como con otros empresarios, se vienen planificando acciones tendientes a mantener abiertos los hoteles y restaurantes.

 

Se debe tener en cuenta que el Turismo es el cuarto sector de la economía, considerándose el tercer exportador y generador bruto de divisas, impactando directamente en el ámbito laboral indiscutiblemente.

Por todo ello los esfuerzos gubernamentales y privados están focalizados en lograr la reactivación del sector.

 

Por: Julio Isidro Pérez y Andrea Isabel Marín

La puesta en valor de sitios antiguos, con una interesante historia, siempre son valoradas y aprovechadas turísticamente.
Así ocurre en muchos sitios del mundo, ya que sus vivencias son aprovechadas en la actualidad, ante el interés demostrado por los visitantes.
Si ello acontece en reconocidas zonas, es mucho más requerido no solo para el aprovechamiento del tiempo libre, sino también por conocer sus orígenes, ubicación y asimismo lo que se le ofrece en la actualidad al visitante.

 

El fuerte impacto que ha significado la pandemia de Covid-19 ha producido prácticamente una parálisis de todas las actividades vinculadas con el turismo en el mundo. Los sectores de la hotelería; restaurantes; transportes aéreos, marítimos, ferroviarios; en fin todo lo relacionado con los viajes están sin funcionar.
Pero ello no es debido a la retracción de los potenciales viajeros, sino a las decisiones de los gobiernos que han decidido el cierre de fronteras, como el de la inactividad de los aeropuertos internacionales.

En diferentes oportunidades hemos destacado la importancia que tiene el turismo en el mundo, para el desarrollo de los países.
Y en ese sentido se requiere una adecuada planificación, para que uniendo esfuerzos la actividad privada y los sectores oficiales –ya sean nacionales, provinciales y municipales- logren los objetivos en tal sentido.