El fuerte impacto que ha significado la pandemia de Covid-19 ha producido prácticamente una parálisis de todas las actividades vinculadas con el turismo en el mundo. Los sectores de la hotelería; restaurantes; transportes aéreos, marítimos, ferroviarios; en fin todo lo relacionado con los viajes están sin funcionar.
Pero ello no es debido a la retracción de los potenciales viajeros, sino a las decisiones de los gobiernos que han decidido el cierre de fronteras, como el de la inactividad de los aeropuertos internacionales.

Esta crisis si bien es generalizada, ha impactado enormemente en los Estados Unidos como en Europa.
Ante la caída de los habituales ingresos, muchas empresas decidieron el cierre de sus servicios y por ende ante la inactividad muchos han producido despidos de personal.

De acuerdo a vaticinios sobre una fecha de reapertura de los servicios, cuando la pandemia vaya disminuyendo o desapareciendo, se toma como un hecho lógico que la recuperación no será inmediata y que llevara de uno a dos años por lo menos para volver a la actividad que se venía registrando previo a la mencionada situación sanitaria.
Las distintas empresas aerocomerciales han cancelado prácticamente la mayoría de sus vuelos internacionales e incluso en el interior de los países.
Ante la incertidumbre sobre una fecha de reanudación de las actividades, las líneas aéreas han comunicado a quienes tenían sus pasajes confirmados y que no han podido volar, que se les mantenga la validez de sus tickets por lo menos hasta el 31 de diciembre de 2020.
Para IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) la cancelación total de vuelos significara algo menos del cincuenta por ciento el volumen comercial comparándolo con el año 2019.

Se estima que en el 2020 las empresas aéreas de todo el mundo dejaran de tener ingresos del orden de los 252.000 millones de dólares.
Esto si la actual parálisis total de vuelos tenga una duración de tres meses.
Recientemente, el 5 de marzo IATA pronostico en esos momentos que las pérdidas del sector estaban en el orden de los 113.000 millones de dólares.
Para el director general de IATA, Alexandre de Juniac “la industria aerocomercial afronta su crisis más grave, necesitando 200.000 millones de dólares de liquidez simplemente para sobrevivir”.

Consiguientemente la industria aeronáutica ha visto la merma de los pedidos de aeronaves, por parte de las empresas.
Tanto AIRBUS como BOEING, que tenían solicitudes totales del orden de los mil aviones anuales, ahora se redujeron considerablemente.
Lo mismo viene sucediendo con la cancelación de reservas en cruceros y ferrocarriles.
A ello debe sumarse el cierre temporario de la hotelería. Muchos establecimientos han sido puestos a disposición para alojar personas en cuarentena y en otros casos, como eventuales hospitales transitorios si se incrementara la Pandemia.
Para la Organización Mundial del Turismo se hará notar en toda la cadena de valor del turismo.

El secretario general de esa entidad, Zurab Pololikashgvili “las pequeñas y medianas empresas constituyen alrededor del ochenta por ciento del sector turístico y están particularmente expuestas, siendo millones las personas, muchas de ellas en comunidades vulnerables, para las que el turismo es su medio de vida”.
La OMT viene coordinando y apoyando las acciones de la Organización Mundial de la Salud, ante la presente situación del COVID-19, teniendo como premisa que siendo el turismo una actividad con una transversalidad inigualable y parte integra de la agenda para el desarrollo sostenible, desempeñara un papel clave en los futuros esfuerzos de recuperación.
Actualmente la prioridad es concientizar en todos los lugares que se ha decidido una cuarentena, que la gente se quede en sus hogares, ya que ello permitirá viajar en el futuro. Y los viajes por venir servirán para crear empleo, que se reactive la economía mundial, teniendo en cuenta que los viajes permiten conocimientos, promoviendo la amistad y el entendimiento entre los seres humanos.

Blogueros invitados.

andrea argentina

Andrea Isabel Marín.
Licencida en Turismo. 
Con Especialización en Gestión de Calidad Turística.
Presidenta de FUNDASIS. http://fundasis.org.ar/index.html
Río Negro, Argentina.

Julio Isidro Prez Argentina

Julio Isidro Pérez.
Experto en Turismo y Periodismo.
Socio de SKAL INTERNACIONAL.
Conferencista internacional sobre temas turísticos
Río Negro, Argentina.

 

Contrate los servicios profesionales de nuestro equipo de consultores.

Contactenos: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Compartir en mis Redes Sociales
Pin It