Anualmente el turismo se incrementa de una manera espectacular, demostrando que se ha convertido en un factor clave para el desarrollo socioeconómico en el mundo. Es interesante significar que se ha consolidado afirmándose en uno de los sectores económicos que tiene un rápido crecimiento internacional; de manera tal que se ha ido aumentado cada año, logrando igualar y hasta superar las exportaciones de petróleo, los productos alimenticios o de automóviles.

A ello se debe destacar que además de los beneficios económicos que produce se ha constituido en un sector importante en la generación de empleo. La Organización Mundial del Turismo, como lo hace anualmente, acaba de informar que en el 2018 fueron 1.404 millones las llegadas de turistas internacionales. El Barómetro Mundial de Turismo -de la OMT- pronosticaba en el año 2010 que se estimaba llegar a los 1.400 millones de turistas en el año 2020, lo que se ha acortado en dos años y reflejando el permanente incremento del movimiento de turistas en el mundo.

El mencionado organismo de las Naciones Unidas dedicado específicamente al turismo toma en cuenta para lograr las cifras mencionadas anualmente las llegadas de turistas internacionales en todo el mundo, es decir visitantes que pernoctan.
Para el actual Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvil, a quien vimos activamente en la reciente feria internacional de turismo en Madrid –FITUR- el crecimiento turístico en los últimos años confirma que el sector es actualmente uno de los motores más poderosos de crecimiento y desarrollo económico a nivel global.

Ha manifestado que la expansión mundial de turistas, se debe traducir en beneficios reales para todos los países y particularmente para todas las comunidades locales, creando oportunidades de empleo y emprendimientos. Merece destacarse la afirmación del titular de la OMT en el sentido que ese organismo está centrando sus esfuerzos en el año 2019 en la educación, las habilidades y la creación de empleo. También la OMT ha informado que las llegadas de turistas internacionales aumentaron un 6% en 2018, por encima del crecimiento del 3,7% de la economía mundial.

Las llegadas de turistas internacionales a Europa fueron 713 millones, considerándose que fue debido al impulso logrado en la Europa meridional y mediterránea.
Asia y el Pacífico recibieron 343 millones de llegadas internacionales. En el caso de las Américas se recibieron 217 millones de turistas de todo el mundo. Mientras que al Africa los visitantes totalizaron 67 millones y en el Oriente Medio fueron 64 millones.

Según las tendencias actuales, las perspectivas económicas y el índice de confianza de la OMT, se está previendo que las llegadas internacionales crecerán en el año 2019 entre un 3 y 4%. Las estimaciones estiman la consolidación entre los consumidores de tendencias emergentes como la búsqueda de viajar para cambiar y mostrar, la búsqueda de opciones saludables como caminar, de bienestar o el turismo deportivo.

Para el Secretario General de la OMT se espera que la digitalización, los nuevos modelos de negocios, los viajes más asequibles y los cambios sociales sigan dando forma al sector turístico mundial, por lo que el destino como las empresas deberán adaptarse si quieren seguir siendo competitivos. Lo que no deja dudas es el permanente progreso y desarrollo del turismo en el mundo.

 

 

Compartir en mis Redes Sociales
Pin It